El lanzador de los Astros de Houston, Zack Greinke, es uno de los fanáticos de los juegos de fantasía de la NFL. Sin embargo, en la actual campaña no le ha ido muy bien pero ha encontrado el acople perfecto entre sus compañeros gracias a ese pasatiempos virtual.

A juicio de sus compañeros, Greinke es uno de los mejores gerentes de los juegos de fantasía, es un tiburón comercial que siempre está pegado a un iPhone para realizar su próximo movimiento. "Ahora está teniendo un mal año", dijo Will Harris, "así que está tratando de arreglar las cosas".

El equipo de fútbol de fantasía que el derecho seleccionó hace siete semanas no ganará. Los cambios al por mayor son necesarios semana a semana. Los intercambios que solicita dentro de la liga de los Astros son casi innumerables. “Le encanta el negocio de cambios. Simplemente lo ama ", dijo el relevista Brad Peacock.

"Ofrece acuerdos justos", dijo Alex Bregman, el socio comercial más frecuente de Greinke. "Es listo. conoce el juego. Definitivamente le gusta mucho".

Dos meses después de su llegada a los Astros, la etiqueta más adecuada de Greinke es la de fanático del fútbol de fantasía y la liga que juega con sus compañeros ha ayudado a su transición, una que a todas luces ha sido perfecta.