Por estos días cuando las grandes capitales se vieron obligadas a funcionar a media máquina como medida de protección contra la pandemia mundial covid -19—en un hecho sin precedentes— el ya conocido enemigo invisible sigue suelto: la calidad del aire ha empeorado pese al poco flujo vehicular y el apagón de algunas industrias en Medellín y Bogotá.

Según el Sistema de Alerta Temprana de Medellín...