El Ministerio de Salud autorizó que las clínicas privadas pueden operar; sin embargo, advirtió que deben cumplir con todas las disposiciones sanitarias establecidas por la autoridad regente. Tras el confinamiento, el Minsa ordenó la suspensión de las cirugías electivas, consultas externas y visitas a hospitales públicos y privados en todo el país. En tanto, los servicios de urgencia en los diferentes hospitales estuvieron funcionando de manera normal.