En las Grandes Ligas se esperaba que los Marlins de Miami fueran uno de los equipos menos competitivos en 2019. Incluso en el sitio web FanGraphs se proyectó que perderían 97 juegos este año. Sin embargo, en apenas un cuarto de la temporada, el club va mucho peor de lo pronosticado.

La franquicia del Este en la Liga Nacional promedia solo 2.56 carreras por juego, el último lugar en todas las mayores por casi una carrera completa detrás del siguiente peor equipo, Tigres de Detroit con 3.40.

Hasta ahora Miami colecciona 9 juegos sin anotaciones y en 59% de sus partidos no ha anotado más de dos carreras. En lo que va de mayo, hasta los duelos del viernes, han estado aún más fríos anotando 2 carreras o menos en 10 de sus últimos 11 juegos, incluyendo 8 carreras en total en un tramo de 7 juegos.

Esas 105 carreras para Miami es la tercera más baja en 41 juegos en la era de la pelota viva. Además, son los peores en la MLB en hits, dobles, triples (tienen cero), jonrones, bases por bolas, porcentaje en base, porcentaje de slugging y OPS.

Tanto el OPS + (66) como el wRC + (64) de Miami, que están ajustados para el parque y la liga, serían las peores calificaciones de la era moderna (1901-2019).