Érika Luje logra mover su cuello con dificultad. Su cuerpo está completamente destrozado. La joven, de 22 años, fue víctima de un accidente de tránsito el 23 de diciembre de 2019, en Machachi. Un carro la impactó y su cuerpo sufrió graves lesiones. El diagnóstico médico de Érika fue fractura de clavícula, cadera, pelvis y tobillos, así como afectaciones a su columna. Ella necesita nueve cirugías y su padre Segundo Luje, quien labora como albañil, no tiene dinero para costear estas operaciones....