El hombre que fue detenido por su presunta responsabilidad en los crímenes del bebé Decker Alexander y del padre del menor, cuenta con historial delictivo en el estado de Michoacán, de donde es originario.

Los antecedentes penales corresponden a delitos cometidos contra su ex pareja, con quien procreó varios hijos en aquella entidad, antes de conocer en las redes sociales a la tía y hermana de las víctimas mortales.

Te recomendamos: Detienen a presunto asesino de bebé robado; lo internan en el penal del Topo Chico

Mario N., de 52 años, fue imputado el 4 de abril de 2017 bajo cargos de lesiones, en la Unidad de Investigación en Delitos Sexuales y Violencia Familiar, en Michoacán.

Seis días después fue imputado por el delito de amenazas, pero no se precisaron las condiciones legales en las que recuperó la libertad.