La violencia simplemente no da tregua en el estado de Jalisco, y es que en las últimas horas se reportó el asesinato de tres personas en situaciones distintas, en ninguno de los casos hubo personas detenidas vinculadas a los crímenes.

Te recomendamos: Identifican a 5 de los 6 muertos encontrados en casa de seguridad de Zapopan

En el primer hecho, un comando irrumpió en un domicilio de la colonia Quintero en Tlaquepaque, para agredir a balazos en una pareja, en el lugar de los hechos pareció una mujer.

El crimen ocurrió durante la noche del miércoles al interior de una casa ubicada en la calle Cabañas a su cruce con privada Cabañas. De acuerdo con las autoridades, fueron los vecinos los que reportaron el hecho el número de emergencias 911.

Cuando llegaron al sitio policías de San Pedro Tlaquepaque y estatales, se confirmó la existencia de un hombre y una mujer gravemente lesionados por arma de fuego.

Paramédicos de la Cruz Verde hicieron acto de presencia y confirmaron que la dama ya no contaba con signos vitales.

El cadáver presentaba heridas de bala en el cráneo, mientras que la persona del sexo masculino fue trasladada en una ambulancia un puesto de socorros, el último reporte médico señala que la víctima se encuentra grave de salud.

Junto al cuerpo, peritos del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses encontraron casquillos calibre 9 milímetros.

Trascendió que la finca era utilizada como un punto de venta de droga, hasta el momento se desconoce identidad de la persona occisa.

En otro hecho, un hombre que se encontraba privado de su libertad y fue liberado por sus captores, llegó como pudo a su casa en donde falleció víctima de la tortura que recibió.

Durante la madrugada del jueves policías municipales de El Salto, se trasladaron a la calle San Onofre, en la Colonia Paraíso, tras recibir un reporte donde se alertaba de una persona que se encontraba lesionada en una finca.

Cuando la autoridad llegó al lugar de los hechos el hombre torturado señaló que 5 días atrás fue privado de su libertad por un comando, narró que sus captores además de agredirlo físicamente le amputaron un dedo de la mano derecha.

Desafortunadamente, antes de que llegaran los paramédicos el hombre de aproximadamente 20 años dejó de existir.

La fiscalía del Estado de Jalisco investiga para establecer el lugar en donde la persona estuvo en cautiverio.

El último caso ocurrió en el municipio de Encarnación de Díaz, se tuvo conocimiento del asesinato de un hombre a balazos.

De acuerdo con la fiscalía del Estado de Jalisco la víctima tenía 50 años, y conducía una camioneta Chevrolet Silverado con placas del estado de Aguascalientes, cuando fue agredido a tiros por sujetos desconocidos mientras circulaba por camino a La Capilla.

Policías municipales fueron alertados del hecho y se trasladaron hasta el lugar, cuando arribaron al sitio encontraron el conductor de la camioneta ya sin vida. Paramédicos dijeron que el cadáver presentaba múltiples impactos de proyectil de arma de fuego.

MC