Los tarahumaras tienen el honor de poseer uno de los deportes autóctonos más importantes, la carrera rarámuri, reconocida por la UNESCO como patrimonio de la humanidad.

El grupo étnico tarahumara se encuentra en el suroeste del estado de Chihuahua, en la zona de la Sierra Madre Occidental que es conocida como la sierra tarahumara. De hecho, los tarahumaras se llaman a sí mismos como rarámuris, palabra compuesta por rara (pie) y muri (correr), lo cual puede interpretarse como “corredores a pie”.

Lo sorprendente de esta disciplina es que, a diferencia de otros deportistas, los rarámuris no se someten a entrenamientos sistematizados, sino que se preparan en el día a día, al cuidar sus ganados y rebaños. Al encontrarse en la sierra, los tarahumaras recorren grandes distancias y tienen excelentes condiciones físicas, incluso compitiendo en maratones nacionales e internacionales.

Reconocidos internacionalmente por sus capacidades atléticas, su resistencia física y su carrera de bola (hombres) y ariweta (mujeres), los tarahumaras han practicado esta actividad por mucho tiempo, la cual también es conocida como rarajípari.

Se trata de una carrera con pocas reglas. El primer corredor o equipo que llegue a la meta o recorra una mayor distancia será ganador y pueden ser de distancias grandes, medianas o chicas, dependiendo de la duración o las apuestas que existan. En el caso de los varones, pueden durar hasta 20 horas con recorridos de entre 100 y 200 kilómetros, mientras que las mujeres suelen competir entre ocho y 15 horas, con distancias entre 50 y 100 km.

La carrera también es acompañada con el lanzamiento de un objeto, en el caso de una bola de madera para varones y una ariweta o anillo lanzado con una varilla, para las mujeres. Una vez terminada la carrera, las apuestas son repartidas y todos se despiden para volver a sus actividades cotidianas. Lo destacado de este deporte es que nadie toma actitudes arrogantes al ganar, ni existe tristeza total por perder.

Una de las carreras más celebradas en Chihuahua es el ultramaratón Caballo Blanco, el cual congrega a cientos de corredores del país y fuera de las fronteras, quienes compiten contra tarahumaras en la sierra.