Ramón, testigo clave en la presunta ejecución extrajudicial de ocho personas en Nuevo Laredo teme por su vida, por lo que se analiza que pueda ser trasladado a Estado Unidos para su protección, dijo Raymundo Ramos, presidente del Comité de Derechos Humanos en ese municipio.

Te recomendamos: Testigo de presunta ejecución en Nuevo Laredo no tiene protección, acusan "Teme tanto por su seguridad, por su vida, que tendríamos que analizar la posibilidad de sacarlo del país y pedir asilo a Estados Unidos", dijo en entrevista con Azucena Uresti para Grupo Fórmula.

Agregó que de esta manera Ramón puede seguir colaborando con las autoridades para esclarecer los hechos ocurridos el 5 de septiembre en la colonia Valles de Anáhuac.

Reiteró que el testigo aún no cuenta con medidas de protección. Por ello, dijo que el próximo miércoles viajará a la Ciudad de México para reunirse con autoridades federales, a fin de analizar las medidas de seguridad.

"Nos han pedido una reunión los funcionarios de Tamaulipas y la vamos a atender por el respeto que se merecen, pero no tenemos mucha confianza en los funcionarios enviados por el gobernador", mencionó.

Detalló que la reunión con autoridades estatales es el próximo martes en Nuevo Laredo.

Mencionó que ante la falta de medidas de seguridad para Ramón, han adoptado una serie de mecanismos para su protección como evitar salir a lugares públicos sin acompañamiento.

Por este caso, la Secretaría de Seguridad Pública de Tamaulipas suspendió temporalmente a los elementos que están ligados en la presunta ejecución extrajudicial.

Además, el gobierno del estado mostró su disposición a colaborar con la Comisión Nacional de Derechos Humanos e incluso el gobernador Francisco Cabeza de Vaca busca que el FBI apoye a esclarecer el caso.

ledz