La víctima era una niña de 11 años y el violador era la pareja de su mamá.

Lee también:

Casi un millón de niñas y adolescentes ya son madres en Guatemala

Andrea Orozco

19 de septiembre de 2019 a las 05:00h

Elmer Obdulio Cáceres Barreira fue sentenciado a 14 años de prisión por violación con circunstancias especiales de agravación contra su hijastra.

La Fiscalía Municipal de Lívingston logró demostrar que Cáceres Barreira empezó a violar a su hijastra cuando ella tenía 11 años.

La primera ocasión habría sido el 4 de abril de 2017 en la residencia de Cáceres ubicada en la aldea Ciénaga, en Lívingston.

Las violaciones contra la niña continuaron en varias ocasiones, hasta que ella quedó embarazada y dio a luz a una niña.

Según informó el Ministerio Público (MP), la prueba de paternidad y el testimonio de la niña fueron claves para lograr la condena de 14 años inconmutables.

Contenido relacionado:

> Municipios con altos índices de desnutrición crónica llevan 16 años de estar priorizados y siguen igual

> Preocupa formación de cavernas en el Libramiento de Chimaltenango donde se temen tragedias

> Cadáveres de niñas hallados en montaña de Barillas son de integrantes de una misma familia desaparecida