Fue cerca de la medianoche del 17 de noviembre. Los dos asesinos primero desconectaron las cámaras de seguridad, luego golpearon a los ancianos con un tubo metálico en la cabeza, los apuñalaron con navaja, asfixiaron con almohadas y finalmente metieron los cadáveres en bolsas plásticas y los escondieron en un ropero. El nicaragüense Adrián José Guerrero Echeverri, de 38 años y quien padece de trastorno óseo, conocido popularmente como enanismo, se declaró este viernes culpable de haber...