Mazatlán es un destino conocido por los laguneros, que ofrece experiencias más allá de la imaginación. Es sol, playa, es cultura, es historia, es turismo de aventura, y desde luego está la gastronomía del puerto, esa que se degusta más allá de los vanguardistas restaurantes, en las calles, tras una noche delirante noche de diversión playera y por el simple gusto de disfrutar de lo mejor del mar a precios accesibles.

Te recomendamos: Ejido Tejabán del Esfuerzo: rodeado de riquezas naturales

Para ello se destaca el nuevo tour Pata Salada, que lleva al visitante a probar la comida de a pie, de esas tostadas de mariscos, ese consomé de caguamanta o los famosos tacos gobernador acompañados por una deliciosa y fría cerveza Pacífico, platillos preparados por mujeres y hombres que han adquirido la experiencia para poder servir dichos banquetes garnacheros de la gastronomía mazatleca.

El tour Pata Salada, es un proyecto que se generó la empresa Tomatl hace dos años realizado por Paola Osuna, el argumento fue que la mejor manera de conocer un lugar es caminando sus calles, hablando con su gente y probando su comida.

De ahí que han diseñado tours gastronómicos que permiten al visitante vivir la experiencia en la que conviven con los pobladores, y el visitante se convierte en uno más, comiendo con ellos, e incluso comprando con ellos, resaltando la identidad mazatleca a través de su gastronomía y la historia de vida de quienes la hacen posible.

El Pata Salada cubre alrededor de siete restaurantes; pero también se ofrece otro tour de Tacos y Mezcal nocturno, donde se prueban tacos de carne asada estilo sinaloense; ambos son conocidos, pero se han promovido más entre el turista canadiense y estadounidense que llega al puerto. Sin embargo, por una cantidad de 800 pesos, se puede vivir cualquiera de las dos experiencias gastronómicas.

Caguamanta Doña Mary

Algunos de los sitios que se incluyen en el Pata Salada, es el conocido lugar como La Caguamanta Doña Mary. Ubicado sobre el tradicional e histórico Paseo Claussen, justo frente donde se localizan las embarcaciones de los pescadores, se localiza este tradicional lugar cuyo platillo principal, la Caguamanta, que con su peculiar y delicioso sabor, ha revivido a muchos laguneros que se han trasnochado previamente.

“Ya el negocio tiene 60 años, mi esposo empezó con tacos de caguama. Pero desde que empezó las restricciones, cambiamos a la mantarraya. En temporada alta se vende muy bien en Navidad y Semana Santa. Vende además birria y la tradicional caguamanta, y taquitos” explica.

Doña Mary comienza su día a las cuatro de la mañana para preparar los alimentos, que comienza a vender con el apoyo de su familia de ocho de la mañana a dos de la tarde. “Vienen de diferentes partes, de México, Guadalajara, Torreón, aunque no todo el tiempo se vende, ya que hay sus temporadas bajas”, aseguró.

Mariscos El Toro

Y si la caguamanta no fuera suficiente, ahí cerca, localizado a dos cuadras del Malecón por la avenida Rotarismo se localiza Mariscos El Toro atendido por Delfino Hernández Hernández, desde 1990. Cómo le caería un cocktel de camarón o un aguachile, pulpo, calamar callo, cócteles y campechanas, que van con el caldo de camarón; “servimos ceviche de camarón de sierra con servidos aderezos, ceviche de sierra de pescado y una ensalada de sierra, asi como el aguachile de camarón utilizando siempre producto fresco”.

Para ellos, la temporada alta son en Carnaval, Semana Santa y la decembrina. Conocido también como “La Carreta de Mariscos El Toro”, Delfino asegura que son los visitantes laguneros quienes han fortalecido el negocio y dan sustento a cinco personas: “Desde que se construyó la autopista, los laguneros son los que nos ha hecho fuerte. prueban un poco de todo”, aseguró.

Las Changueras, el Mercado de Pescados y Mariscos

Pero todo buen platillo, tiene un buen comienzo. De tal manera que muchos restaurantes y sitios gastronómicos se dan cita con Las Changueras, el Mercado del Marisco de Mazatlán.

Serafina Pérez, ya es mazatleca de corazón; ella lleva gran parte de su vida dedicada al oficio de la venta de camarón, pescados y mariscos. Localizado en la esquina de Aquiles Serdan y Alejandro Quijano, se localiza el expendio de pescados y mariscos, donde pueden encontrar desde marlin, pulpo, callo, camarones, todo tipo de pescados, con horario de las seis de la mañana a las seis de la tarde.

De acuerdo a publicaciones especializadas, se les llama Changueras a las vendedoras de camarón de Mazatlán como un juego de palabras con el “changuerismo”. El changuerismo es la pesca de camarón usando un chango, el chango es una versión pequeña de las redes de arrastre que utilizan los barcos camaroneros y se utiliza en embarcaciones más pequeñas.

La Palapa de Efrén

Y qué mejor que cerrar la mañana de conocer la identidad gastronómica de Mazatlán, que con unos buenos, tacos Gobernador acompañados de una caguama Pacífico bien fría. La Palapa de Efrén se localiza justo en la parte alta del inmueble donde se ubican Las Changueras, en la esquina de Aquiles Serdan y Alejandro Quijano, se localiza este lugar.

Dedicado a la compra venta de mariscos, Efrén Peraza García de 46 años, tiene con el negocio un año y medio: “Se me dio la oportunidad de construir la palapita para convivir con mis amigos; pero al paso del tiempo se dio la posibilidad de expandirnos”.

Ahí se ofrecen tostadas de ceviche de pescado, camarón al mojo de ajo, al coco, al mango, ostiones, al igual que la langosta, entre toda una gama extensa de productos y platillos que ha consentido el paladar de turistas procedentes de Arabia, Rusia, Canadá, Estados Unidos, y desde luego, la Comarca Lagunera, que dicen, “son quienes están están día con día”. Ahora ya tiene dos locales y tiene contratadas a seis personas. Laguneros, buen provecho.