El proyecto de criptomoneda OneCoin niega que se trate de un "esquema híbrido de ponzi-pirámide" y estafa, informó el 14 de mayo la agencia de noticias Samoa Observer.

OneCoin es supuestamente un proyecto de esquema Ponzi de criptomoneda, que recaudó cientos de millones de dólares en todo el mundo atrayendo a los inversores con la promesa de grandes rendimientos y un riesgo mínimo. Una investigación de los Estados Unidos encontró que los fundadores del proyecto habían generado 3.353 millones de euros (USD 3.769 millones) en ingresos por ventas.

En abril, una iglesia en la nación pacífica de Samoa se convirtió en el centro del escrutinio después de que los ministros invitaron a OneCoin a hablar con su congregación. En particular, el banco central de Samoa prohibió toda actividad relacionada con el plan en 2018, pero los representantes lograron acercarse al Centro de Culto de Samoa y presentaron sus productos de inversión supuestamente fraudulentos.

Tras una investigación del banco central de Samoa sobre la empresa, OneCoin habría enviado una carta al Samoa Observer en la que negaba las afirmaciones de que blanqueaba fondos a Samoa a través de Nueva Zelanda y refutaba las acusaciones de que la organización era un esquema Ponzi.

La empresa explica que se trata de "una criptomoneda centralizada y de código cerrado. El sistema cerrado tiene políticas estrictas AML y CFT (Anti-Money Laundering and Combating the Financing of Terrorism) así como KYC (Conozca a su cliente) y, como en nuestro caso, previene las transacciones anónimas".

OneCoin sostiene que tales criterios impiden que la empresa sea un esquema Ponzi, y añade que "al aceptar el contrato, el usuario se convierte en un empresario independiente y autónomo". Por lo tanto, la empresa no se considera responsable de las actividades realizadas por sus usuarios en Samoa y Nueva Zelanda . OneCoin también dijo:

"Que quede claro que ni las empresas de OneCoin ni las de OneLife tienen organización, representación o empleados en Samoa y Nueva Zelanda. Nadie tiene autoridad para actuar o hacer declaraciones en nombre de la compañía en Samoa y Nueva Zelanda".

A principios de mayo, Cointelegraph informó que la ex-inversora de OneCoin Christine Grablis está demandando a OneCoin por fraude, buscando daños y perjuicios y una demanda colectiva para representar a otros inversores supuestamente defraudados por el proyecto.

No dejes de leer:

Emin Gun Sirer de Cornell Uni debuta la blockchain Ava después de una inversión de USD 6 millones

Informe: Coinbase trata de adquirir del negocio de custodia de bitcoins de Xapo

El Bitcoin estará "vivo y bien", dice el renombrado inversor de mercados emergentes Mark Mobius