Derrick Rose sigue siendo uno de los jugadores más populares de la NBA y uno que tiene muchos aficionados.

Durante una firma de autógrafos un aficionado sorprendió al actual jugador de los Detroit Pistons al mostrarle su colección de camisetas. El joven tenía la de todos los equipos donde ha jugado Rose en su carrera.

Eso es lo que uno llama un fanático incondicional.