La diligencia, con fines de extinción de dominio, se realizó en el proceso que se le sigue a William Muñoz por presunta corrupción.

Son bienes que superan los cinco mil millones de pesos y que estaban a nombre de Muñoz y su familia. Entre los elementos ocupados hay apartamentos, oficinas, parqueaderos, lotes y carros de lujo.

William Muñoz aceptó haberse apropiado de más de 12 mil millones...