La Comisión Permanente del Congreso de la Ciudad de México aprobó solicitar, a las autoridades capitalinas, a informar y socializar la nueva medida que prohíbe comercializar bolsas de plástico, antes de imponer multas derivadas "de un vacío de información".

Al hacer uso de la tribunal, el coordinador del PAN, Mauricio Tabe, explicó que en su propuesta la importancia de que se conozcan los alcances y las metas en materia de residuos sólidos, así como la implementación de programas de cultura ambiental.

Afirmó que si bien la entrada en vigor de nuevas disposiciones es positiva, esto ha causado confusión porque no hay información para los comercios, quienes tienen temor a ser multados, así como para los consumidores sobre qué comprar y qué no.

“La decisión que se tomó en este Congreso obliga al gobierno a tomar acciones de concientización y sensibilización de la población para que la medida tenga cabal cumplimiento", puntualizó.

Asimismo, exhortó al gobierno federal para emitir una Norma Oficial Mexicana en materia de plásticos compostables para que la industria sepa el tipo de propiedades físicas y químicas que deben presentar sus materiales.

“De nada sirve legislar, sino se toman las medidas necesarias por parte del Ejecutivo para que los consumidores o quienes utilizan este servicio y utilizan estas bolsas lo hagan de manera racional y conozcan la medida que se está implementando”, expresó.

Reconoció que esta medida ecológica evita la producción de basura y aclaró que aunque la reforma al artículo 25 de la Ley de Residuos Sólidos tiene como propósito proteger el medio ambiente, "lo cierto es que los comerciantes, distribuidores y vecinos no tienen una definición precisa acerca de qué materiales se puede usar, procedimientos, lugares o la forma en que debe darse su tratamiento".

Aclaró que para finales de 2020 la producción de plásticos se aproximará a las 500 millones de toneladas, convirtiéndose en el residuo más numeroso del planeta.

EB