Un ciudadano belga fue detenido en el aeropuerto de Lima con 20 aves vivas escondidas en una maleta, las que pretendía comercializar en España, informó el miércoles el Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor).

Las aves silvestres fueron decomisadas a un ciudadano belga que buscaba venderlas en Europa. (AFP) "Se ha capturado al ciudadano belga Hugo Conings por estar transportando 20 especímenes de fauna silvestre", dijo a la prensa un oficial de la policía ecológica en la terminal aérea.

Conings, de 54 años, cayó el lunes cuando la policía detectó que en sus maletas llevaba aves silvestres dentro de pequeñas cajas.

Los especímenes, de colores brillantes, presentaban deshidratación y estrés, incluso muchos de ellos perdieron parte de su plumaje porque pasaron horas encerrados.

Algunas de las aves silvestres presentaban deshidratación y estrés, incluso muchos de ellos perdieron parte de su plumaje. (AFP)

Entre las 20 aves silvestres se hallaron dos tucanetas, una especie conocida como barbuda de cabeza roja. También había 16 tangaras, unas aves sensibles y delicadas, que destacan por sus vivos colores que las hace muy atractivas para los traficantes y coleccionistas, señaló el Serfor.

Su hábitat es la selva alta de Perú, pero también se encuentran en Ecuador y Bolivia. Las aves silvestres se encuentran protegidas por el estado peruano.

El ciudadano belga podría pasar hasta cinco años en prisión por el delito de tráfico ilegal de especies de fauna silvestre, según el Serfor.

​El tráfico ilegal de vida silvestre mueve alrededor de 23 mil millones de dólares en el mundo y es considerado uno de los cuatro delitos más lucrativos, de acuerdo a la Interpol.

El ciudadano belga podría pasar hasta cinco años en prisión por tráfico de animales en Perú. (AFP)

Este comercio ilegal es una de las principales causas de la pérdida de la biodiversidad. Perú es considerado un paraíso por los avistadores de ave y ornitólogos. En el país existen mil 810 especies confirmadas de aves.

dmr