La vida da muchas vueltas: el Festival de Cine de Cannes se negó durante muchos años a incluir en su programación títulos que no fueran a ser exhibidos en las salas en Francia. La palabra 'streaming' era casi un insulto para este prestigioso evento cinematográfico. Reciente y sonado fue el caso de 'Roma', la multipremiada película de Alfonso Cuarón, a la que no incluyeron los curadores galos porque...