El presidente Alberto Fernández evitó confirmar hasta cuándo extenderá la cuarentena obligatoria para controlar la propagación del coronavirus pero sí aseguró que “el inicio de clases puede esperar”.

Así lo afirmó en una entrevista con la TV Pública: “Las clases pueden esperar. Si algo que no me urge es el inicio de clases. Después vemos como compensamos esos días. No tiene mucho sentido subir a un chico o un adolescente a a un colectivo para que termine infectado a esa edad. Eso puede esperar”.

En tanto, agregó que “nadie sufrió por recibirse un año antes o un año después. Tampoco van a sufrir por terminar un mes antes o un mes después el colegio”.

Consultado sobre la posibilidad de extender la cuarentena en los próximos días, el Presidente aseguró: “Vamos a ver cómo evoluciona la situación en estos días. Tenemos que ser cuidadosos". En esa línea, dijo que “la cuarentena es un problema porque paraliza la economía, pero necesitamos, antes que nada, preservar la salud de la gente".

“Lo más importante es preservar la salud de la gente, que el contagiado no se contagie y que el que se contagió salga lo más rápido posible del trance”, sostuvo. Luego, afirmó: “Todos tenemos que entender que estamos en una situación crítica y tenemos que tratar que a todos nos duela lo menos posible el momento que estamos viviendo".

Fernández volvió a pedir a la ciudadanía que cumpla con la cuarentena obligatoria. “Estamos haciendo lo que debíamos hacer”, explicó en referencia a las medidas tomadas, al tiempo que aclaró que lo importante es cumplir las normas. En esa sintonía citó una frase del ex presidente Juan Domingo Perón: “Perón dijo que los pueblos son artífices de su propio destino. Nuestro destino para superar la pandemia depende de nosotros. Hay una parte que depende de nosotros”.

“Por eso yo me enojo tanto con los que circulan. Hoy hablé con la ministra de Seguridad (Sabina Frederic) y le pedí inflexibilidad absoluta. Se terminó la paciencia”, advirtió el jefe de Estado sobre los controles sobre aquellos que está circulando y no respetan el aislamiento. “Del mismo modo que se terminó la paciencia con los especuladores, con los que aumentan los precios. Estamos pasando un tiempo en el que está en juego la vida de la gente”. afirmó.

El mandatario manifestó su alegría porque “la sociedad poco a poco va entendiendo” que el aislamiento es la clave para reducir los contagios y destacó que la Argentina “es un país muy solidario”. “Hoy todos estamos de acuerdo en que nos tenemos que quedar en casa y evitar propagar el virus”, indicó.

Durante un tramo de la entrevista Fernández hizo referencia al diálogo que mantuvo esta mañana con los presidentes que integran el G20. “Todos nos estamos dando cuenta lo que le está pasando al mundo. Nadie está exento de este virus. Aquellos que minimizaron la pandemia hoy en día lo están padeciendo, al igual que aquellos que se demoraron en tomar medidas”, afirmó.

“Hubo un cambio de visión. Hoy se están dando cuenta que estamos con un problema y que de ese problema no se salva nadie. Un virus que apareció en China termina en la otra punta del mundo. Este tipo de cosas las tenemos que asumir responsablemente como una gran aldea que somos", sostuvo.

Seguí leyendo

Todo lo que tenes que saber sobre el coronavirus

Confirmaron cuatro nuevas muertes por coronavirus en la Argentina y el total de fallecidos asciende a 12

Argentina es uno de los diez países elegidos por la OMS para buscar la cura contra el coronavirus

Con más de 82.000 infectados, EEUU se convirtió en el país con más enfermos en el mundo

Noticia en desarrollo....